Blogia
PSICOLOGIA (1º de bachillerato) I.E.S Santa Eulalia

VISITA A CASA DE LA MADRE

VISITA A CASA DE LA MADRE

 

Miércoles, 30 de Abril de 2008

 

Nos levantamos como un miércoles cualquiera aunque este tenía algo especial: íbamos a visitar el centro de educación especial Casa de la Madre. Algunos de nosotros estábamos deseando ir para estar con los niños, pero otros estábamos un poco ¿asustados?. No, asustados no es la palabra, era una mezcla de angustia, miedo... nos asustaba lo que nos podíamos encontrar al llegar. Y las 12 de la mañana, más o menos, salimos hacia allí.

 

Nada más llegar los profesores y el resto del personal del centro nos recibieron atentamente, interesándose por nuestra edad, de donde veníamos... Al llegar los niños estaban en el recreo por lo que pasamos a esperar a un precioso patio central decorado por los propios niños. Enseguida se empezaron a escuchar gritos, risas, gente corriendo... los niños estaban llegando. Ese día estaban un poco revueltos porque les emocionaba mucho nuestra visita. Mientras los niños volvían a su clases, Rosa, la directora del centro, pasó a mostrarnos junto a la fisioterapeuta del centro, la sala de hidroterapia. La fisioterapeuta nos explicó la función de cada uno de los instrumentos de la sala y tuvimos el privilegio de ver el "tanque mariposa" (lo sentimos no nos acordamos bien del nombre). Nos explicaron que en el agua trabajaban mucho mejor con los niños porque estos se relajaban tanto física como psicológicamente. Pasamos a una clase, la de los niños con menos discapacidad, donde fuimos muy bien recibidos por ellos. Dos de ellos estaban enfadados porque se habían pegado en el recreo pero nada más vernos llegar se les había pasado, además nuestra compañera Ana se llevó a casa un regalo de Nacho, uno de los niños, que le hizo un dibujo. Nos pusieron unas diapositivas con información sobre el centro a la vez que Rosa nos lo iba explicando todo. A través de las diapositivas conocimos como funcionaban, al personal, a los profesores, a los voluntarios, a los niños...

 

Después de ser informados, pasamos a conocer mejor las clases y los niños. La primera sala que vimos fue la sala de estimulación multisensorial. Era una sala provista de muchísimas luces de colores, sonidos, pelotas, espejos... todo esto servía a los niños para relajarlos y estimular sus sentidos. Los niños nos dijeron que llamaban a esa sala la "discoteca" por las luces y los sonidos. A continuación fuimos clase por clase conociendo a los niños y profesores. En cada clase nos comentaban lo que se enseñaba allí, a qué nivel estaban esos niños, las deficiencias que tenían... Cada vez que entrabamos en una clase los niños se ponían un poco nerviosos, algunos nos saludaban y otros, muy vergonzosos, ni siquiera nos miraban. También vimos el taller donde trabajaban con madera y con otros materiales. Allí guardaban los instrumentos necesarios para cultivar el huerto que tienen allí y en el que los niños ayudan. La última sala que visitamos fue la sala de psicomotricidad. De nuevo, la fisioterapeuta del centro nos explico para que servían todas las pelotas grandes, rampas, barras, balancines, espejos... que había en aquella sala y nos explico que allí enseñaban a los niños a levantarse, caminar, sentarse... Además, pudimos verla trabajar allí con la pequeña Patricia que ya caminaba pero que cuando llegó ni siquiera se levantaba.

 

Acabada la visita nos hicimos una foto todos juntos con algunos niños y personal del centro y nos regalaron unos folletos de información y unos separadores de libros. Allí aprendimos, a parte de muchísimas cosas sobre el centro, una importante lección que algunos llevamos con nosotros en los separadores que nos regalaron. La frase " Soy más lento que tú y necesito tiempo para el camino. Dame el tiempo y camina conmigo" nos enseño que no son tan diferentes a nosotros, solo que ellos necesitan más tiempo y que nosotros tenemos que dárselo. Todos los que llegamos "asustados" salimos de allí contentos de ver que allí es donde mejor están por que los cuidan como si fuesen sus propios hijos. Ese pequeño rato de convivencia, que nosotros no olvidaremos, ayudó al lema del centro este año:

 

"Crecer todos con todos"

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres